Clotario Blest fue vehemente, altivo y violento. Sin auspiciar la lucha armada, comprendió que la pasividad es un signo de la derrota: “Quienes niegan al pueblo el derecho a defenderse violentamente de la violencia patronal o estatal cuando reclama pan y justicia, debieran leer aquel pasaje del Evangelio de San Mateo: ‘No penséis que vine a meter paz sobre la tierra, no vine a meter paz, sino espada’”. Desde que recibió su título de bachiller, Blest dedicó su vida a la lucha social. Al comienzo fueron reuniones, seminarios, lecturas. Posteriormente fundó ADIP y en seguida la ANEF. Su actividad en este ámbito culminó en 1953 con la fundación de la CUT, organización poderosa y combativa que dirigió durante nueve años. Luego, su acción se radicaliza y participa en la formación del MFR y el MIR, a los que ayuda clandestinamente aunque discrepa de algunos de sus métodos. Después del Golpe organiza la Liga por la Paz y preside el Comité de Defensa de los Derechos Humanos. Los familiares de los detenidos desaparecidos, presos y ejecutados sesionan una vez por semana en su casa. Un 1 de mayo es detenido y golpeado. No fue una sorpresa, veintiséis veces había sido encarcelado antes, solo que ahora tenía 78 años. Tiempo después –más viejo y deteriorado– marcha cinco kilómetros por un cerro del valle central hacia los hornos de Lonquén. Clotario Blest, precedido por una inmensa cruz de troncos y seguido por una muchedumbre que camina en silencio, fue una de las imágenes que llevaron a Mónica Echeverría a la convicción de que “ese hombrecito de aspecto frágil y humilde poseía la tenacidad y fuerza de un gigante” y que era imprescindible contar su historia. Adelantándose a los que podrían criticarla por transitar terrenos resguardados por y para especialistas, la autora tituló su libro Antihistoria de un luchador y, con ese nombre, LOM lo publicó en 1993. Como dicen algunos, “la obra de los seres excepcionales revela lo que sus contemporáneos habrían podido y debido ser”, con lo cual el texto biográfico retoma su antiguo rol modelador de aquellos que se sientan preparados para asumir el relevo. De ahí, en parte, la actualidad de este libro y el interés por reeditarlo.

Caracteristicas técnicas:

Páginas: 536 páginas

Tema: Historia de Chile

Autor: Mónica Echeverría

Editorial: LOM

Tipo de Tapa: Rústica

Antihistoria de un luchador. Clotario Blest 1823-1990 (2a. Edición)

Mónica Echeverría

Historia de Chile

ISBN: 9789560004239

CLP $19.000

Queda sólo 1 unidad

Agregar al carro

Descripción

Clotario Blest fue vehemente, altivo y violento. Sin auspiciar la lucha armada, comprendió que la pasividad es un signo de la derrota: “Quienes niegan al pueblo el derecho a defenderse violentamente de la violencia patronal o estatal cuando reclama pan y justicia, debieran leer aquel pasaje del Evangelio de San Mateo: ‘No penséis que vine a meter paz sobre la tierra, no vine a meter paz, sino espada’”. Desde que recibió su título de bachiller, Blest dedicó su vida a la lucha social. Al comienzo fueron reuniones, seminarios, lecturas. Posteriormente fundó ADIP y en seguida la ANEF. Su actividad en este ámbito culminó en 1953 con la fundación de la CUT, organización poderosa y combativa que dirigió durante nueve años. Luego, su acción se radicaliza y participa en la formación del MFR y el MIR, a los que ayuda clandestinamente aunque discrepa de algunos de sus métodos. Después del Golpe organiza la Liga por la Paz y preside el Comité de Defensa de los Derechos Humanos. Los familiares de los detenidos desaparecidos, presos y ejecutados sesionan una vez por semana en su casa. Un 1 de mayo es detenido y golpeado. No fue una sorpresa, veintiséis veces había sido encarcelado antes, solo que ahora tenía 78 años. Tiempo después –más viejo y deteriorado– marcha cinco kilómetros por un cerro del valle central hacia los hornos de Lonquén. Clotario Blest, precedido por una inmensa cruz de troncos y seguido por una muchedumbre que camina en silencio, fue una de las imágenes que llevaron a Mónica Echeverría a la convicción de que “ese hombrecito de aspecto frágil y humilde poseía la tenacidad y fuerza de un gigante” y que era imprescindible contar su historia. Adelantándose a los que podrían criticarla por transitar terrenos resguardados por y para especialistas, la autora tituló su libro Antihistoria de un luchador y, con ese nombre, LOM lo publicó en 1993. Como dicen algunos, “la obra de los seres excepcionales revela lo que sus contemporáneos habrían podido y debido ser”, con lo cual el texto biográfico retoma su antiguo rol modelador de aquellos que se sientan preparados para asumir el relevo. De ahí, en parte, la actualidad de este libro y el interés por reeditarlo.

Caracteristicas técnicas:

Páginas: 536 páginas

Tema: Historia de Chile

Autor: Mónica Echeverría

Editorial: LOM

Tipo de Tapa: Rústica

Recurso 4 Entrega Rápida

Recurso 5 Compra segura

Clotario Blest fue vehemente, altivo y violento. Sin auspiciar la lucha armada, comprendió que la pasividad es un signo de la derrota: “Quienes niegan al pueblo el derecho a defenderse violentamente de la violencia patronal o estatal cuando reclama pan y justicia, debieran leer aquel pasaje del Evangelio de San Mateo: ‘No penséis que vine a meter paz sobre la tierra, no vine a meter paz, sino espada’”. Desde que recibió su título de bachiller, Blest dedicó su vida a la lucha social. Al comienzo fueron reuniones, seminarios, lecturas. Posteriormente fundó ADIP y en seguida la ANEF. Su actividad en este ámbito culminó en 1953 con la fundación de la CUT, organización poderosa y combativa que dirigió durante nueve años. Luego, su acción se radicaliza y participa en la formación del MFR y el MIR, a los que ayuda clandestinamente aunque discrepa de algunos de sus métodos. Después del Golpe organiza la Liga por la Paz y preside el Comité de Defensa de los Derechos Humanos. Los familiares de los detenidos desaparecidos, presos y ejecutados sesionan una vez por semana en su casa. Un 1 de mayo es detenido y golpeado. No fue una sorpresa, veintiséis veces había sido encarcelado antes, solo que ahora tenía 78 años. Tiempo después –más viejo y deteriorado– marcha cinco kilómetros por un cerro del valle central hacia los hornos de Lonquén. Clotario Blest, precedido por una inmensa cruz de troncos y seguido por una muchedumbre que camina en silencio, fue una de las imágenes que llevaron a Mónica Echeverría a la convicción de que “ese hombrecito de aspecto frágil y humilde poseía la tenacidad y fuerza de un gigante” y que era imprescindible contar su historia. Adelantándose a los que podrían criticarla por transitar terrenos resguardados por y para especialistas, la autora tituló su libro Antihistoria de un luchador y, con ese nombre, LOM lo publicó en 1993. Como dicen algunos, “la obra de los seres excepcionales revela lo que sus contemporáneos habrían podido y debido ser”, con lo cual el texto biográfico retoma su antiguo rol modelador de aquellos que se sientan preparados para asumir el relevo. De ahí, en parte, la actualidad de este libro y el interés por reeditarlo.

Caracteristicas técnicas:

Páginas: 536 páginas

Tema: Historia de Chile

Autor: Mónica Echeverría

Editorial: LOM

Tipo de Tapa: Rústica

Medios de Pago

Puedes pagar con Tarjeta de Crédito, Redcompra o Transferencia Bancaria

Tiempos de Despacho

Estos tiempos pueden variar debido a la contingencia por covid-19: 

• Santiago: 2-3 días hábiles

• Regiones: 3 a 5 días hábiles

• Regiones extremas: 5 a 10 días hábiles

Cambios y Devoluciones

Se podrá solicitar el cambio o la devolución únicamente si el producto presenta fallas de impresión, o no corresponde a la compra realizada, en cuyo caso debe escribir a contacto@cuadrilla.cl o llamar al número: (+56) 233392670